6 razones por las que una guerra comercial con los chinos no tiene sentido

0

En una publicación reciente expliqué que las manipulaciones de China de su propia moneda solo se lastimaban a sí misma y no a sus socios comerciales y, por lo tanto, los aranceles de represalia no estaban garantizados y de todos modos serían autodestructivos. China se perjudica haciendo que su propio suministro de dinero se expanda, lo que destruye el capital a través de malas inversiones y hace que los precios aumenten internamente. Las tarifas de represalia causan que los productos estadounidenses aumenten de precio, lo que resulta en una recesión y un nivel de vida generalmente más bajo. Pocos economistas afirman lo contrario.

Parece que todos están a favor del libre comercio, siempre y cuando sea el otro tipo el que debe competir con productos extranjeros. Cuando se trata de sus propios productos, la respuesta más típica de los fabricantes estadounidenses comienza con la advertencia de que “aunque el libre comercio es beneficioso la mayor parte del tiempo, causa daño en determinadas circunstancias”. Sigue una cadena intrincada de causa y efecto que pretende demostrar que los bienes extranjeros a menor precio ahuecarían las industrias manufactureras clave de los Estados Unidos y convertirían a los Estados Unidos en una nación de segunda clase.

El propósito de esta breve respuesta es contrarrestar estas afirmaciones y explicar por qué la comprensión de la teoría económica es vital para el argumento a favor del libre comercio.

Hay dos libros que abordan el hecho de que no podemos experimentar con una economía de la manera en que lo hacen los científicos físicos. Debemos usar la lógica para formar conclusiones irrefutables de lo que DEBE suceder, incluso si no podemos verlo. El primero es el clásico de Frederic Bastiat de principios del siglo XIX: Lo que se ve y lo que no se ve. Henry Hazlitt actualizó el libro cien años después para atraer a los lectores modernos. La Economía en una lección utiliza una serie de historias cortas para ilustrar que uno siempre debe considerar los efectos económicos de una intervención en todos y no solo en unos pocos actores, además de que uno debe mirar a los efectos a largo plazo de una intervención y no solo los efectos a corto plazo.

Entonces, usemos la lógica para considerar los efectos de las intervenciones económicas de China sobre sí mismo y sus socios comerciales que no hacen nada para tomar represalias contra China de ninguna manera.

1. China usa su capital de una manera ineficiente. Los subsidios directos a cualquier industria deben ser pagados por alguien. El solo hecho de que China crea que no puede competir en ciertas industrias a su propia satisfacción sin subsidios es una admisión de que estas industrias son ineficientes. Por lo tanto, los subsidios internos chinos son transferencias de capital de industrias más eficientes a industrias menos eficientes. Dicho de otra manera, si las industrias objetivo ya fueran muy eficientes, más capital fluiría a estas industrias y los subsidios no serían necesarios.

2. La expansión monetaria para financiar una industria causa generalmente precios más altos y malas inversiones. Esta es la clásica Teoría Austriaca del Ciclo Económico. China puede muy bien expandir su industria siderúrgica, por ejemplo, con la expansión monetaria, pero tal acción interrumpirá la estructura temporal de la producción y dará como resultado un nivel de precios más alto y una recesión. Otros factores de producción que alimentan a la industria siderúrgica de China subirán en precio, lo que requerirá otra ronda de expansión de la moneda, lo que conducirá a precios aún más altos y otra recesión. Es un círculo vicioso que puede terminar solo con el fin de la expansión de la moneda.

3. La economía general de China estará menos desarrollada, lo que debilitará el impacto de los subsidios a industrias específicas. Debido a que el capital se elimina de las industrias más eficientes, las industrias auxiliares de China estarán menos desarrolladas, lo que perjudicará indirectamente a la industria siderúrgica. La infraestructura pública puede ser menor de lo que sería de otra manera, por ejemplo. Los muchos bienes y servicios de empresa a empresa que alimentan a la industria del acero carecerán de capital para expandirse. La fuerza laboral puede carecer de una educación adecuada. La lista es interminable. La economía de China carecerá de un crecimiento coordinado, como era evidente en las economías moribundas del viejo bloque soviético. El punto es que algo debe ser sacrificado para ayudar a la industria. Por supuesto, este es un escenario clásico de “No visto” de Bastiat.

4. Los productos estadounidenses se vuelven más baratos y ganan cuota de mercado. Puede ser cierto en cierta medida que la industria siderúrgica, por ejemplo, no sea capaz de expandirse e incluso pueda contraerse frente al acero Chino de la misma calidad que se puede comprar a precios más bajos. Pero todas las muchas empresas manufactureras estadounidenses que usan acero tendrán un menor costo de producción y, por lo tanto, podrán expandir sus mercados. De nuevo, algo tiene que ceder; es decir, los chinos pueden vender más acero a los fabricantes estadounidenses, pero estos fabricantes pueden vender más productos terminados en el mercado mundial.

5. Las industrias estadounidenses se benefician de la expansión general de todos los niveles de producción. Este es un corolario al número tres de arriba pero opuesto. Porque las compañías que usan acero chino más barato reducen sus costos, transfiriendo los ahorros a los clientes en forma de precios más bajos, transfiriendo las mayores ganancias en forma de dividendos a los accionistas, mayor inversión en sus propias empresas o una combinación de las anteriores.  La razón de esta perspectiva beneficiosa es que Estados Unidos se vuelve más intensivo en capital, y ese capital vino en la forma de un regalo de China.

6. Los subsidios chinos en realidad se convierten en subsidios al nivel de vida de los estadounidenses. El propósito de la producción es el consumo. A pesar de que podemos rendir homenaje a cuánto amamos nuestros trabajos, lo que realmente queremos decir es que estamos satisfechos con el estilo de vida que podemos obtener a través del trabajo significativo. Realmente dudo que muchos de nosotros trabajemos si no nos pagan. Los subsidios chinos nos permiten la opción de trabajar menos por el mismo nivel de vida o de trabajar durante tanto tiempo, pero disfrutamos de un nivel de vida más alto porque nuestro salario va más allá. Nosotros los trabajadores tenemos más opciones. Por ejemplo, a medida que nos volvemos más ricos a través de los subsidios chinos, las madres pueden optar por un trabajo a tiempo parcial en lugar de un trabajo de tiempo completo, o pueden dejar la fuerza laboral por completo. Los padres pueden decidir buscar carreras menos remuneradas pero menos estresantes. No olvidemos que el ocio es un bien valioso en sí mismo.

Conclusión

Finalmente, la idea de que todos los subsidios se pueden eliminar en todo el mundo y que las empresas pueden competir en igualdad de condiciones es una idea tonta. ¿Cuál es la definición de subsidio? ¿Es atención médica provista por el gobierno? ¿Qué tal un estado o municipio que perdona los impuestos a las empresas para atraer a las industrias a expandirse o reubicarse? Si el gobierno construye una super autopista cerca de una planta, ¿es esto un subsidio?. Del mismo modo, las industrias en muchas economías desarrolladas denuncian el hecho de que los países subdesarrollados tienen estándares ambientales más bajos, requisitos de seguridad del trabajador y derechos de los trabajadores. Periódicamente uno lee que la Unión Europea está amenazando a un miembro por tener impuestos demasiado bajos y, por lo tanto, proporcionar un subsidio indirecto.

Los capitalistas deben aceptar todas estas intervenciones por parte de los gobiernos extranjeros como parte de los factores desconocidos e incontrolables de realizar negocios y no presionar a sus propios gobiernos para que tomen represalias económicas contraproducentes. El libre comercio unilateral es la mejor y única opción real.


El artículo original se encuentra aquí.

Print Friendly, PDF & Email
Biblioteca Mises
Centro de documentación online
Contenido libre