El incremento de la oferta monetaria cae a su nivel más bajo en 6 meses

0

El crecimiento de la oferta monetaria cayó en agosto, cayendo a la tasa más baja registrada desde febrero de este año. En general, el crecimiento de la oferta monetaria se mantiene muy por debajo de las tasas de crecimiento experimentadas de 2009 a 2016.

En julio, el crecimiento interanual en la oferta monetaria fue del 4,1 por ciento. Eso fue por debajo de la tasa de crecimiento de junio de 4,4 por ciento, y también fue inferior a la tasa de 4,9 por ciento de julio de 2017.

tms1_0_1.png

La métrica del suministro de dinero utilizada aquí —la medida de la oferta monetaria “real” o de Rothbard-Salerno (TMS)— es la métrica desarrollada por Murray Rothbard y Joseph Salerno, y está diseñada para proporcionar una mejor medida que M2. El Instituto Mises ahora ofrece actualizaciones regulares sobre esta métrica y su crecimiento.

Esta medida de la oferta monetaria difiere del M2 ​que incluye los depósitos en tesorería de la Fed (y excluye los depósitos a corto plazo, los cheques de viajero y los fondos de dinero minorista).

El crecimiento del M2 ​​se desaceleró en julio de 2018, aumentando un 3,9 por ciento, en comparación con la tasa de junio del 4,2 por ciento. El M2 creció un 5,6 por ciento en julio del año pasado. La tasa de crecimiento de julio casi ha retrocedido a la tasa de crecimiento de abril de 2018 de 3.7 por ciento, que fue un mínimo de 89 meses. En general, la tasa de crecimiento del M2 ​​ha disminuido considerablemente desde finales de 2016.

El crecimiento de la oferta monetaria a menudo puede ser una medida útil de la actividad económica. Durante los períodos de auge económico, la oferta monetaria tiende a crecer rápidamente a medida que los bancos otorgan más préstamos. Las recesiones, por otro lado, tienden a estar precedidas por períodos de caída en el crecimiento de la oferta monetaria.

eshut3_0_0.png

Fuente gráfica: Jeffrey Peshut.

Muchos factores contribuyen a estas tendencias. Sin embargo, el crecimiento de la oferta monetaria, tanto en M2 como en TMS, se ha visto afectado por la caída de las tasas de crecimiento de los préstamos inmobiliarios en los bancos comerciales. En julio, los préstamos inmobiliarios crecieron un 3,4 por ciento, año tras año, que fue el mínimo en 42 meses. No sorprende que las solicitudes de préstamos hipotecarios se hayan estancado a medida que las tasas de interés han subido.

loans1_4.png

Fuente.


El artículo original se encuentra aquí.

Print Friendly, PDF & Email
Biblioteca Mises
Centro de documentación online
Contenido libre