Entrevista a Thomas Woods Jr.

0

Daily Bell: Gracias por sentarse con nosotros. Es un honor poderlo entrevistar.

Thomas E. Woods, Jr.: Es un placer.

Daily Bell: ¿Nos puede dar algunos antecedentes? ¿Cómo llegó a convertirse en uno de los principales académicos libertarios -si ésta es una denominación aceptable?

Thomas E. Woods, Jr.: Te lo agradezco, pero no es falsa modestia cuando digo que me siento incómodo con ese tipo de designación. En este momento pienso en mi labor como la de presentar material importante para el público en general y para estudiantes en una forma que sea fácilmente comprensible, y de una forma que minimice la cantidad de lectura necesaria para ponerse al día en historia americana y economía austriaca, principalmente. He escrito algunas cosas que creo constituyen una contribución original a mi campo, como mi libro The Church Confronts Modernity, publicado por Columbia University Press, y The Church and the Market, on Catholic social teaching and Austrian Economics. Pero en estos días estoy buscando principalmente sintetizar y explicar.

Dicho esto, estoy realmente muy sorprendido por lo que ha ocurrido en los últimos 18 meses más o menos. De repente asisto a una conferencia y la gente sabe quién soy, quiere que firme sus libros, quiere tomarse fotos conmigo [!], y así sucesivamente. Voy a hablar a un campus universitario y un gran público se presenta. No podía creer la recepción que me dieron en el evento CPAC de Ron Paul el pasado mes de febrero.

Mucho de esto tiene que ver con el hecho de estar en el lugar correcto en el momento adecuado. Mucha gente compró Meltdown cuando salió, y creo que la combinación de ese libro, algunos discursos de alto perfil y el continuo crecimiento del número de lectores en LewRockwell.com (donde tengo un archivo de artículos), llevó a esta inesperada situación.

Daily Bell: ¿Puede resumir los puntos básicos de The Politically Incorrect Guide to American History?

Thomas E. Woods, Jr.: El libro argumenta que la versión recibida de la historia americana es una risible e ideológicamente impulsada distorsión de la verdad, pero una que beneficia al aparato estatal y sus parásitos. Naturalmente, nos quieren hacer creer (entre otras cosas) lo siguiente:

1) La descentralización política siempre es mala. Cualquiera que la favorece sin duda tiene intenciones siniestras. La verdadera libertad viene de ceder todos los poderes al gobierno central, que empleará esos poderes en nombre de causas progresistas.

2) Sin el gobierno, seríamos todos explotados sin piedad por el vil sector privado,  sobreviviendo meramente con salarios de subsistencia. Eso es lo que sucedió bajo los «barones ladrones» del siglo XIX.

3) Todas las guerras del gobierno federal han sido gloriosas y justas.

The Politically Incorrect Guide to American History aplasta estas ideas, y muchas más.

Daily Bell: ¿Puede usted hacer lo mismo con Meltdown?

Thomas E. Woods, Jr.: Yo escribí Meltdown porque podía ver que la sabiduría convencional –que dice que el libre mercado ha causado la crisis financiera, y que esos ideólogos cortos de miras del laissez-faire necesitaban ser puestos en su lugar – empezaba a osificarse. Yo quería argumentar que era evidente que el intervencionismo era el culpable de la crisis, y el mercado la solución. (Además, usted tendría que vivir en una ilusión para considerar a Larry Summers, Robert Rubin y al planificador central, Alan Greenspan, ideólogos del laissez-faire).

Yo estaba tratando de hacer dos cosas: (1) abrir la perspectiva del mercado libre, o «austríaco» ante la opinión pública, a fin de que quedara claro que existía una alternativa posible (e incluso convincente) a la sabiduría convencional, y (2) dar a los partidarios del libre mercado, la comprensión y la munición que necesitaban para defenderse contra las afirmaciones inanes que realizan los defensores del Estado.

Daily Bell: ¿Nos puede dar los primeros cinco libros que alguien interesado en la libertad y el libre mercado tiene que leer?

Thomas E. Woods, Jr.: Yo recomiendo Economics in One Lesson de Henry Hazlitt, What Has Government Done to Our Money de Murray Rothbard, The Revolution: A Manifesto de Ron Paul, The Left, the Right, and The State, y Democracy: The God that Failed de Hans-Hermann Hoppe. Usted nunca verá las cosas de la misma manera, y estoy bastante seguro de que se quedará enganchado.

Daily Bell: Consideramos las malas prácticas en temas de regulación que usted identifica en Meltdown algo accesorio al culpable principal, que es la manipulación del dinero por el banco central. ¿De acuerdo? ¿No de acuerdo?

Thomas E. Woods, Jr.: Yo estoy de acuerdo, lo que explica que haga hincapié en la Fed y el sistema monetario en mis discursos públicos. De todos modos, la regulación puede intensificar los efectos de la política de la Fed, y creo que esto es lo que pasó aquí.

Daily Bell: ¿Qué se siente ir a Harvard? Nosotros la consideramos, de alguna manera, la «panza de la bestia». ¿Es esto injusto? ¿Cuál fue su experiencia?

Thomas E. Woods, Jr.: Me divertí mucho. Los estudiantes eran en gran medida de izquierda, al igual que la facultad. Pero había tanto qué hacer, tanta gente interesante que venía a hablar, etc. Y sí, había algunos propagandistas en la facultad. Uno aprende a evitarlos. En algunas escuelas, especialmente en las de nivel más alto, todavía hay respeto por el trabajo bien hecho, la investigación sólida y la integridad de la disciplina de uno. Probablemente la gente espera que diga que mis años en Harvard y Columbia fueron miserables, que todo lo que recibí fue propaganda de izquierda. Pero eso no es cierto -Recibí una excelente educación en dichas instituciones. Y me divertí como miembro de varios grupos de estudiantes que introducían puntos de vista alternativos en la conversación del campus.

Al mismo tiempo, hubo muchas cosas que no se me enseñaron en el aula, y tuve que aprender muchísimo por mi cuenta. Hoy en día, cualquier persona con opiniones contrarias tiene que esperar, hasta cierto punto, ser un autodidacta.

Daily Bell: ¿Cómo se enteró del Instituto Mises? ¿Cómo se involucró? ¿Puede caracterizar su participación actual a nuestros lectores y explicar un poco mejor por qué el Instituto Mises es tan importante para la libertad?

Thomas E. Woods, Jr.: Vi un anuncio para su programa de verano de una semana de duración, la Universidad Mises, en una revista. Aquella semana fue la más explosiva de mi carrera académica. Y ahora tengo el privilegio de enseñar en ella. En este momento soy académico residente y miembro sénior del Instituto. Yo escribo, hablo, participo en los programas del Instituto y demás.

El significado y el alcance de la labor del Instituto puede difícilmente ser exagerada. Echa un vistazo a Mises.org por ti mismo: miles de horas de audio y vídeo gratis en forma de lecciones, cursos, conferencias, libros de audio, debates, documentales, todos ellos promoviendo la Escuela Austriaca de economía a favor del libre mercado. Tenemos un gran número de libros disponibles en línea en su totalidad, completamente direccionables. Tenemos toda la tirada de las publicaciones más importantes. Tenemos artículos sobre cualquier tema bajo el sol. Tenemos foros de discusión, un excelente blog, una tienda en línea, lo que quieras.

Y esto es únicamente lo que estamos haciendo en línea -una vez más, disponible completamente gratis para cualquier persona que quiera aprender. También tenemos programas para estudiantes, como Mises Universidad y nuestro Seminario de Posgrado Rothbard. Tenemos la Conferencia de Académicos Austriacos, nuestra conferencia académica anual. (Mi libro La Iglesia y el mercado comenzó como un trabajo en una de ellas) .Tenemos eventos de un día en distintas partes del país. Mucho más está previsto. Es un honor ser parte de ello.

Daily Bell: ¿Está el Internet haciendo la diferencia?

Thomas E. Woods, Jr.: Una enorme. Y está ayudando de manera desproporcionada a nuestro lado. La gente podía tener todos los Keynes que quisiera incluso antes del Internet. Pero tenías que buscar a los austríacos, si por casualidad sabías que existían. Ahora tenemos Mises.org, que acabo de mencionar, por no hablar de la enorme presencia en YouTube de gente como Peter Schiff, Ron Paul y otros. Estudiantes de todo el país están desafiando a sus profesores con la teoría del ciclo económico. Es una cosa gloriosa.

Daily Bell: Creemos que uno de los principales desafíos que enfrenta Estados Unidos hoy en día es el crecimiento del movimiento conservador pro militar. Creemos que el movimiento casi confunde deliberadamente a la gente sobre el pensamiento liberal clásico jefersoniano y supone un desafío mucho mayor a la creciente ideología misesiana de libre mercado que los demócratas. ¿De acuerdo? ¿No de acuerdo?

Thomas E. Woods, Jr.: Yo creo que ambos son bastante horribles. Yo solía ser uno de estos conservadores que creen que el Pentágono no puede hacer ningún mal hasta que me di cuenta de algunas cosas: (1) la contradicción en el hecho de sostener que esta institución gubernamental esté  más allá del reproche, (2) el hecho de que las mentiras del gobierno alrededor de la política exterior son especialmente graves y vergonzosos, si vamos a ser honestos al respecto, (3) yo tenía un día grandioso si la Unión Soviética trataba de salirse con una de estas mentiras, pero cuando se trataba de «mi» gobierno, en lugar de ello buscaba a mi alrededor la evidencia que respaldara las mentiras, (4) ningún partidario del libre mercado puede mirar las adquisiciones militares y el complejo industrial-militar en detalle (y estoy seguro de que la mayoría de los conservadores no lo han hecho) sin retroceder con una repugnancia absoluta. Y esto sin mencionar la devastación indescriptible y completamente evitable, así como la pérdida de vidas causada por este ala del gobierno en aventuras que tenían más que ver con una  ambición imperial que con la verdadera defensa del país. Ningún conservador, especialmente aquellos que sermonean al mundo sobre  el relativismo moral, puede apoyar las sanciones de Bill Clinton sobre Irak, por ejemplo. Las sanciones siempre perjudican sólo a la población súbdita. Todo el mundo lo sabe. Hace un siglo, esta política habría sido condenada como un acto de barbarie.

Una de las cosas buenas del libro de Ron Paul The Revolution: A Manifesto es que sostiene lo que el historiador George Nash llama los tres pensadores tradicionalistas más importantes del renacimiento conservador después de la guerra -Russell Kirk, Richard Weaver y Robert Nisbet- y señala que los tres eran anti-militaristas en una medida u otra. Esto es totalmente desconocido para los conservadores estadounidenses de hoy en día, quienes consideran que es «liberal» (en el sentido americano) estar contra la guerra o pensar que es un exceso gastar más en la llamada «defensa» que los siguientes doce países juntos. Entre otras cosas, esas personas deberían leer el libro de Bill Kauffman Ain’t My America: The Long, Noble History of Antiwar Conservatism and Middle American Anti-Imperialism, que reseñé el año pasado.

Si se me permite continuar con mi promoción de Kauffman por un momento, insisto en que la gente vea su discurso (Ron Paul Rally for the Republic, Bill Kauffman) del gran Rally para la República que Ron Paul llevó a cabo durante la semana de la convención republicana. (Los primeros 10 o más segundos de Kauffman son un poco confusos, pero vale la pena esperar).

Pero los demócratas son una ruina también; es como si su objetivo fuera arruinar la economía a la mayor velocidad posible. Y  ni siquiera son firmes en temas de guerra, lo que se supone que debemos creer  toca sus más profundos principios.

Daily Bell: ¿Qué piensa usted de Sarah Palin? Por un lado, nos parece, que propugna con firmeza ideas de libre mercado. Por otro lado, ella habla mucho de patriotismo y de su apoyo a las fuerzas armadas, la Seguridad Nacional y las diversas guerras contra los terrores. ¿No es esto de alguna manera una contradicción?

Thomas E. Woods, Jr.: Suele gustar a la gente, creo, porque ven en ella a una estadounidense normal, que habla claro, que no ridiculiza gratuitamente lo que ellos creen, y debido a que se presenta como una rebelde de algún tipo. Si sólo lo fuera. A la menor provocación ha adoptado  inmediatamente la línea neoconservadora en política exterior (y de hecho canceló una reunión con los representantes del movimiento pro-vida en su distrito electoral durante la convención del Partido Republicano para poder asistir a una reunión con funcionarios del Comité de Asuntos Públicos Americano-Israelí [AIPAC]). Durante la campaña apoyó los rescates financieros. Oh, pero tenía que hacerlo, alguien podría responder. Muy bien, entonces ¿qué clase de rebelde es ella?

Lo que más me ha llamado la atención de ella es lo intelectualmente insustancial que es. Cuando (por ejemplo) se le preguntó por qué se oponía a Roe v. Wade, y si podía nombrar otros casos del Tribunal Supremo que ella no aprobara, balbuceó. Esa debería ser la cosa más fácil del mundo para una conservadora razonablemente educada. En otras palabras, ella es una más de esos políticos que pueden leer un discurso bien, pero que simplemente no es tan brillante. Por desgracia, como hemos visto, eso no es un obstáculo para los lealistas del partido.

En cuanto a los militares, bueno, aquí es donde los conservadores de repente se vuelven profundamente reverenciales hacia el gobierno y los empleados del gobierno, y donde se creen cada palabra del Ministerio de Propaganda que acababan de condenar como mentiroso y sinvergüenza menos de diez segundos antes.

Daily Bell: ¿Cree usted que la Fed vaya a ser auditada propiamente y de forma completa durante su vida?

Thomas E. Woods, Jr.: Yo sinceramente no lo sé. Lo que sí sé es que tenga o no lugar la auditoría, la composición de la opinión pública ya ha sufrido un cambio significativo. Nunca ha habido una presencia anti-Fed en la vida de EE.UU. No hay duda de que es todavía un muy pequeño porcentaje de la población, pero ahora no sólo existe sino que está creciendo todo el tiempo. Y es persistente. No va a desaparecer. Es una característica permanente de la vida americana. Habrá cada vez más una voz contra la Fed en la conversación. No se puede poner un precio a esto.

Daily Bell: ¿Qué está haciendo ahora?

Thomas E. Woods, Jr.: Estoy trabajando en un libro cuyo lanzamiento tendrá lugar en el otoño de 2010. Me quedo con el tema en secreto por ahora, pero vamos a decir que va a la yugular.

Daily Bell: Gracias por una entrevista fascinante. Lo consideramos una de las más finas mentes de la libertad trabajando en la actualidad -al igual que muchos otros – y esperamos con impaciencia su próximo trabajo.

Thomas E. Woods, Jr.: Gracias por invitarme.

Traducido del inglés por Celia Cobo-Losey R.

Print Friendly, PDF & Email