China y el mito del desarrollo

0

Los defensores de la planificación pública citan a menudo a China como un ejemplo de éxito económico. Supuestamente China tuvo éxito al adoptar una economía mixta.

Según Joseph Stiglitz, el gobierno chino ha evitado las deficiencias del capitalismo y el comunismo al permitir una cantidad limitada de competencia privada, mientras retiene al tiempo fuertes controles gubernamentales sobre la inversión.

Según Noam Chomsky, el gobierno chino es “el gobierno más intervencionista y distorsionador de precios de todos”. El éxito chino en décadas recientes prueba que la planificación pública es un camino mejor. Los países que siguen el camino neoliberal del “libre comercio” quedarán atrás, mientras que las economías reguladas, como la china, dominarán la economía global.

Ha Joon Chang apunta que las naciones industrializadas occidentales rechazaron el libre comercio durante las primeras etapas del desarrollo. Las naciones más pobres necesitan al gobierno para planificar estratégicamente el desarrollo económico. Jeff Sachs alaba la naturaleza modesta de las reformas chinas. Con el fin de conseguir un desarrollo económico vigoroso, las fuerzas del mercado deben introducirse gradualmente y los controles del gobierno deben permanecer intactos.

Parte de lo que dice la masa anti-libre mercado es realmente cierto. El gobierno chino renunció a sus políticas abiertamente socialistas hace muchos años. Ahora los chinos tienen una cantidad limitada de libre empresa y competencia privada. El gobierno chino incluso pidió consejo a Milton Friedman. Friedman fue a China en 1980, 1988 y 1993. pero lo chinos no siguieron los consejos de Friedman. El gobierno chino retiene un control estricto de los mercados chinos. En 2008 China era la 126 economía más libre, en la categoría de “en su mayor parte no libres” del más reciente Índice de Libertad Económica.

La prueba del éxito chino supuestamente reside en sus estadísticas de PIB. Los chinos han declarado un asombroso crecimiento económico desde 1978. La tasa de crecimiento china se ha declarado en dobles dígitos durante muchos de los pasados treinta años. El PIB chino casi alcanza al de Estados Unidos en este tiempo. Al tipo de crecimiento informado, el PIB chino superará al estadounidense en 2012. China tiene una población mucho mayor, así que el PIB per cápita sigue estando muy por debajo del de Estados Unidos. Aún así, ese rápido crecimiento parece hace de China el ejemplo a seguir por las naciones en vías de desarrollo, especialmente para aquéllas que están abandonando algún tipo de socialismo de estado.

Las estadísticas de PIB chinas parecen apoyar la defensa del la regulación pública de los mercado, pero hay un problema con estos datos. El problema es que las estadísticas que han presentado los chinos de PIB están exageradas. Al final del pasado año, el Banco Mundial publicó un informe sobre el PIB chino. Los economistas del Banco Mundial utilizaron el método estandarizado del Poder de Compra Paritario para medir el PIB chino en términos de dólares de EEUU. El resultado de este estudio es que el PIB chino es menor de lo que antes se creía.

Aunque se pensaba que China había pasado la marca de los diez billones, el PIB chino está más cerca de los seis billones. El PIB chino se había sobreestimado en un 40%. El PIB chino es realmente la mitad del PIB estadounidense y el PIB per cápita chino sigue siendo muy bajo, de media. Aunque se pensaba que 100 millones de chinos viven con menos de un dólar diario, sino realmente 300 millones.

Algunos economistas han sospechado que las estadísticas chinas eran demasiado altas desde mucho antes de que el Banco Mundial publicara su informe. El economista de la Universidad de Pittsburgh, Thomas Rawski, elaboró un informe en 2001 que exponía algunos de los problemas de las estadísticas chinas. El PIB chino ha crecido desde el abandono del comunismo en 1978. Sin embargo, su tasa de crecimiento tal vez sea la mitad de lo que se pensaba. En consecuencia, el entusiasmo de Stiglitz y Chomsky (entre otros) respecto del modelo chino de regulación económica no tiene fundamento.

No es la primera vez que los enemigos de la libertad se ven engañados por estadísticas exageradas respecto del rendimiento de las economías planificadas. Durante la Guerra Fría, muchos intelectuales y medios de comunicación defendían la idea de que la economía soviética estaba superando a su equivalente capitalista occidental. Las estadísticas de la Unión Soviética era impresionantes… y falsas.

El economista Warren Nutter expuso la naturaleza inflada de las estadísticas soviéticas en 1958. Aún así, muchos economistas contrarios a la libertad (por ejemplo, JK Galbraith, Lester Thurow, Paul Samuelson) sostenían que las falsas estadísticas de la economía soviética eran reales hasta que se derrumbó ese horrible sistema. Por desgracia, poco ha cambiado. Alguna gente acepta estadísticas falsas infladas de naciones como el PIB de China con demasiada facilidad.

Por supuesto, el ejemplo chino difiere del ejemplo soviético. China adoptó modestas reformas del mercado y obtuvo un rápido desarrollo económico. El progreso económico de China está realmente en línea con la naturaleza de sus reformas. Reformas modestas han producido un crecimiento modesto. La evidencia en el PIB de China podría sugerir que las reformas chinas no han sido suficientes, pero no podemos confiar solo en los datos. Podemos ver la fortaleza de la defensa de la libertad económica aún más claramente a través de la adecuada teorización económica. Economistas del libre mercado como Friedrich Hayek y Ludwig von Mises llegaron a la conclusiones correctas respecto del socialismo y el intervencionismo mucho antes de que existiera la evidencia de una planificación pública moderna. Ahora que la teoría y la historia han dado su veredicto, deberíamos enterrar estas ideas.

Bibliografía

Noam Chomsky. Profit over People. [Publicado en España como El beneficio es lo que cuenta: neoliberalismo y orden global (Barcelona: Crítica, 2004)]

Jeffrey Sachs y Wing Thye Woo. “China’s Transition Experience, Reexamined”.

Joseph E. Stiglitz. “China’s Roadmap”.


Publicado el 22 de mayo de 2008. Traducido del inglés por Mariano Bas Uribe. El artículo original se encuentra aquí aquí.

Print Friendly, PDF & Email