Declaración de principios del Instituto Mises Hispano

3

Cada uno carga una parte de la sociedad en sus hombros, ninguno puede descargar su responsabilidad en otros. Y ninguno puede encontrar una salida individual si la sociedad se desbarranca hacia su destrucción. Por ello, cada uno, en su propio interés, debe lanzarse vigorosamente a la batalla intelectual.” – Ludwig von Mises

El centro de pensamiento Mises Hispano atiende a este llamado, y al de F. Hayek, quien afirma que debemos hacer de la construcción de una sociedad libre una aventura intelectual, un logro de coraje. Según él, lo que nos falta es una utopía libertaria, un programa que no sea simplemente una defensa de las cosas como están ni una forma diluida de socialismo, sino un verdadero radicalismo libertario que no tenga miedo a herir las susceptibilidades de los poderosos, que no se preocupe solamente de lo “práctico”, y que no se confine a lo que hoy se ve como políticamente posible. Clama Hayek que necesitamos líderes intelectuales dispuestos a seguir los principios y luchar por un ideal por muy remota que se vea la posibilidad de su realización, sin ningún “compromiso político práctico”.

La libertad de acción, empresa y comercio son ideales que inspiran nuestro corazón y mueven nuestra imaginación. No nos conformamos con un simple “libre comercio razonable” o una simple “reducción de controles regulatorios.” Tampoco nos conformamos con un gobierno limitado. Si el gobierno es mejor cuando gobierna menos, el mejor gobierno es el que no gobierna, ergo, el que no existe. Las medias tintas no nos resultan intelectualmente sostenibles ni emocionalmente inspiradoras. Concordamos con Hayek en que “la lección principal que debemos aprender de los socialistas es que fue el coraje de ser utópicos lo que les ganó el apoyo de los intelectuales y por tanto la influencia en la opinión pública.” Quienes se preocupan exclusivamente con lo que parece práctico dado el estado de la opinión pública jamás podrán cambiar esa opinión pública. Nuestra intención es hacer de los fundamentos filosóficos y las metodologías prácticas de una sociedad libre un tema intelectual vivo que desafíe nuestra astucia e imaginación.

Ludwig von Mises escribió que las ideas son un bien gratuito, no sujeto a restricciones económicas. Estas son infinitamente reproducibles. Lo mismo ocurre con la receta para la libertad y la prosperidad. Murray Rothbard creía que con empresarialidad intelectual, distribución universal de ideas, y pensamiento creativo, el futuro podía ser más brillante que el presente. Nosotros lo creemos también. Si estás de acuerdo, por favor únete en esta tarea colaborando con el instituto, y ayuda a inspirar al mundo a tomar el camino hacia la libertad con ideales elevados y confianza en la verdad.

 

Atentamente,

El Equipo de Mises Hispano

Print Friendly, PDF & Email