Brad DeLong califica a Bastiat como un liberal moderno

1

Brad DeLongEn un post reciente, Brad DeLong da la bienvenida a un tal Jason Kuznicki al extraño mundo de bradford-delong.com: Grasping Reality with the Invisible Hand… DeLong declara que está muy contento de darle la bienvenida a este mundo:

Muy contento de tener otra voz social- libertaria a favor de la libertad en el Partido Demócrata.

Y sobre la economía… Jason: si estas encerró en una jaula, no importa mucho si su extenso lado por la fuerza (algún otro ha tomado la llave y te ha encerrado) o por la pobreza (no tienes suficiente dinero para comprar una llave). En términos económicos, la distinción entre libertad negativa y libertad positiva enseguida se convierte en inútil.

Y Jason… El mundo está lleno de externalidades y retornos crecientes. Asignar derechos absolutos de propiedad y dejar que las cosas maduren produce una buena sociedad sólo cuando los bienes son rivales y excluibles, los retornos escala son constantes y la distribución inicial de riqueza es aceptable. En caso contrario, hacer que funcione el mercado requiere mucho más que un estado vigilante.

Luego recomienda a Jason leer las obras de Frédéric Bastiat, proporcionando un enlace a uno de los posts previos de DeLong sobre Bastiat.

Debo confesar que no leo el blog de Brad DeLong y que fue otro quien me advirtió de esto. Siendo así, sería difícil hacer un juicio aplastante sobre el profesor DeLong, pero lo intentaré.

Nos referimos al post del blog de DeLong del 21 de abril de 2004, donde DeLong discute el muy razonable argumento de nuestro Bob Murphy de que Frédéric Bastiat era un liberal y libertario, no un liberal moderno o progresista. DeLong cree que Bastiat es un buen economista y que sería un liberal moderno correctamente entendido. En respuesta a lo que dice Murphy, DeLong escribe a Jason:

Léelo todo y encontrarás pasajes como: «A menudo, casi siempre si queréis, el oficial del gobierno [que recibe su salario y] rinde un servicio equivalente a Jacobo Buenhombre. En este caso, hay (…) solo un intercambio. (…) Cuando Jacobo Buenhombre da cien centavos a un oficial del gobierno por un servicio realmente útil, es exactamente lo mismo que cuando da cien centavos a un zapatero por un par de zapatos. Es un caso de dar y tomar y todo queda igualado».

El profesor DeLong parece querer decir que Bastiat creía que un gobierno coactivo era lo mismo que el mercado, que la coacción es realmente lo mismo que un intercambio voluntario. Para los estudiosos que los escritos de Bastiat esto parecería una conclusión absurda. ¿Cómo puede ser?

Tomemos la cita de Bastiat que usa DeLong en su contexto (de la edición de la colección de Bastiat):

Es muy cierto que a menudo, tal vez muy a menudo, el oficial rinde un servicio equivalente a Jacobo Buenhombre. En ese caso no hay pérdidas en ninguno de ambos lados, solo hay un intercambio. Por tanto, mis argumentos no se aplican en absoluto a funcionarios útiles. Todo lo que diré que es que si queréis crear un negociado, demostrad su utilidad. Demostrad que su valor para Jacobo Buenhombre, por los servicios que realiza para él, es igual a lo que le cuesta.

Pero, aparte de su utilidad intrínseca, no aportéis como argumento el beneficio que produzca al oficial, su familia y sus proveedores, no afirméis que estimula el trabajo.

Cuando Jacobo Buenhombre da cien centavos a un oficial del gobierno por un servicio realmente útil, es exactamente lo mismo que cuando da cien centavos a un zapatero por un par de zapatos Pero cuando Jacobo Buenhombre da cien centavos a un oficial del gobierno y no recibe nada por ellos que no sean molestias, sería como si se los diera a un ladrón. No tiene sentido decir que el oficial del gobierno gastará esos cien centavos en beneficio del trabajo nacional: el ladrón haría lo mismo y también Jacobo Buenhombre si no le hubiera detenido en el camino un parásito extralegal o un gorrón legal.

Acostumbrémonos por tanto a evitar juzgar las cosas solo por lo que se ve, sino a juzgarlas por lo que no se ve.

Así que aunque Bastiat admitía que algunas funciones del gobierno, por ejemplo, los barrenderos, podrían justificar el pago de impuestos, el proceso de los impuestos en realidad equivale al robo. Los contribuyentes pagan y a menudo no consiguen nada a cambio y en algunos casos solo reciben “molestias”.

Podéis encontrar muchos casos en los que Bastiat trata de ser razonable en sus argumentos y estos pueden sacarse de contexto de tal manera que equivoquen acerca de su mensaje. Si creéis que su mensaje es justificar diversas formas de intervención del gobierno, estáis engañando o siendo unos falsos.

Así que sí, Jason, léelo todo… por ti mismo.


El artículo original se encuentra aquí.

Print Friendly, PDF & Email