En una economía de burbuja, los bienes de capital no son siempre algo bueno

0

La tasa anual para órdenes de bienes de capital no militares de EE. UU., excluyendo aeronaves, cayó a 1,9% en septiembre, desde 7,8% en agosto a $69,6 mil millones.

Observe que después de cerrar en $60,2 mil millones en diciembre de 2015, las órdenes de bienes de capital han tenido una tendencia al alza.

shos1_8_1.PNG

La mayoría de los comentaristas consideran que el fortalecimiento de las órdenes de bienes de capital es una prueba de que las empresas están invirtiendo tanto en el reemplazo de los bienes de capital existentes como en los nuevos bienes de capital para expandir su crecimiento.

No hay duda de que un aumento en la calidad y la cantidad de herramientas y maquinaria, es decir, bienes de capital, es la clave para la expansión de bienes y servicios. Sin embargo, ¿siempre es bueno para el proceso de generación de riqueza?

Considere el caso cuando el banco central está involucrado en una política monetaria flexible, es decir, en un bombeo monetario y en una reducción artificial de la estructura de tasas de interés. Dicha política establece la plataforma para diversas actividades no productivas o de burbuja. Para sobrevivir, estas actividades requieren una financiación real, que se desvía hacia ellas por medio de una política monetaria flexible. (Una vez que se pone en marcha una política monetaria flexible, esto permite el surgimiento de diversas actividades relacionadas con las burbujas).

Tenga en cuenta que varias personas que trabajan en estas actividades son los primeros receptores de dinero; ahora pueden desviar a sí mismos diversos bienes y servicios de la reserva de riqueza real.

Estos individuos ahora están comprometidos en el intercambio de nada por algo. (Los individuos que participan en actividades relacionadas con la burbuja no producen ninguna riqueza real significativa; sin embargo, mediante el dinero extraído, toman una porción del fondo de la riqueza real).

Ahora las actividades de burbuja como cualquier actividad que no sea de burbuja también requieren herramientas y maquinaria (es decir, bienes de capital).

Por lo tanto, los bienes de capital que se generan para estas actividades son de hecho un desperdicio de riqueza real.

Las herramientas y la maquinaria que se generan aquí se emplearán en la producción de bienes y servicios que se encuentran en la lista de consumidores de baja prioridad. (Ha surgido la infraestructura equivocada).

Estas actividades no se agregan a la reserva de riqueza real, de hecho, la están agotando. (Esto equivale a empobrecimiento económico).

Cuanto más agresiva es la postura monetaria flexible del banco central, mayor es el drenaje de la riqueza real y menos riqueza real queda a disposición de los verdaderos generadores de riqueza.

Si dicha política persiste durante demasiado tiempo, esto podría ralentizar o incluso reducir el patrimonio real y provocar una grave crisis económica.

Mientras tanto, debido a una tendencia bajista en la tasa de crecimiento anual de SDA («Suministro de dinero austriaco») de EE. UU. desde octubre de 2011, es probable que la actividad económica de los EE. UU. siga esta tendencia bajista. Tenga en cuenta que una tendencia a la baja en el crecimiento de SDA socava varias actividades de burbuja.

shos2_6_0.PNG

Podemos concluir que un aumento de los bienes de capital en un entorno económico libre es probable que apoye un verdadero crecimiento económico. Sin embargo, este no será el caso en un entorno donde el banco central manipula las tasas de interés y se involucra en el bombeo monetario.


El artículo original se encuentra aquí.

Print Friendly, PDF & Email