¿Control, de cambios o de Libertad?

0

En Venezuela hay control de cambio, por lo que no se puede ir comprando divisas sin que en algún momento el poder de coacción del estado lo encarcele por llevarle la contraria.

Si, en Venezuela existe el control estatal que impide que cualquier individuo tenga acceso a las divisas que mantiene el Banco Central de Venezuela, pero ese no es realmente el problema que nos aqueja hoy en día, lo que realmente sucede es que no existe Libertad, no se respeta la propiedad privada ni la integridad física; fuera de Venezuela hay trillones de trillones de dolares, pero los venezolanos no tienen permitido exportar, el estado venezolano, sus gobernantes y ejecutores desconocen la propiedad individual e impiden que los productores venezolanos puedan exportar y hacerse de divisas, sabiendo que el mercado externo es mas rentable que el local.

Tenemos entonces un estado venezolano que le impide a los venezolanos disponer de su propiedad como mejor lo considere, no pueden producir cuanto quieren, no pueden vender al cliente que prefieran, no pueden vender según el precio que determine el mercado si no el gobierno, no pueden comerciar según la moneda que mas les convenga, el venezolano no puede hacer nada sin que su amo el estado le de el permiso de actuar.

El régimen puede implementar un sistema de control de divisas, pero no serviría de nada si no impiden la exportación, ya que si los individuos pueden exportar y hacerse de divisas no necesitaran del estado para «subsistir».

Si los venezolanos pudieran exportar libremente, no necesitarían al BCV para que les asigne divisas, les importaría poco si PDVSA produce o no, les importaría poco si el régimen tiene divisas o no, les seria indiferente si las reservas de divisas del BCV suben o bajan, cuando los individuos pueden disponer de su propiedad libremente no le interesan las migajas que intentan darle los gobernantes.

Si, hay que exigir la abolición del control de cambios, pero hay que exigir aun con mas esfuerzo Libertad, respeto a la propiedad, lo que es de cada quien es de cada quien, nadie tiene derecho a disponer de los bienes ajenos, ni el estado, ni sus burócratas, ni sus ejecutores, nadie.

No habríamos llegado a la realidad actual de Venezuela si se defendiera y respetara la propiedad privada y la libertad del individuo de hacer lo que quiera con su vida y propiedades, siempre que respete el PNA de terceros; no existe una situación de conflictos donde realmente lo que se discuta o pelee no sea un asunto de propiedad.

Es Libertad, no estatismo-socialismo-comunismo.

Print Friendly, PDF & Email