De la violencia a la Libertad

0

Producto de la cantidad de leyes absurdas que hacen «legal» el robo y agresión de parte del estado a los ciudadanos es necesario buscar una solución a tan absurda e injusta situación.

El problema que tiene hoy la humanidad es que las personas niegan – algunas inconscientemente y otras con total alevosía- la propiedad del cuerpo y de lo que con el se produce (propiedad privada), si por el contrario, el respeto absoluto al cuerpo humano y a la propiedad privada fuese el orden que rigiese en nuestra sociedad sencillamente cualquier robo/hurto o intento de esclavitud seria una situación que se llevaria a los tribunales y el afectado buscaria obtener justicia a traves de la compensación o restitución de bienes.

Lamentablemente el mundo en el que vivimos se ha institucionalizado la agresión a los individuos y a su propiedad a traves del estado (es decir a traves de burocratas y ejecutores) logrando tergiversar lo que es moralmente correcto, logrando hacer creer a las personas que las agresiones de los burocratas y sus ejecutores estan bien, y para ello han hecho «leyes» que les dan la autorización de agredir en beneficio del estado.

Para solucionar el problema que hoy tenemos no podemos sencillamente llevar a los ladrones (burocratas y ejecutores) ante los tribunales, por la simple razón de que son ellos quienes los manejan e imparten injusticia, es por ello que solo queda la opción de la conversión de mentes, la unica manera de lograr la desinstitucionalizacion de la agresión contra los individuos es convirtiendo las mentes que apoyan dicha agresión, llevandolos al punto que adopten el Principio de No Agresión o lo que es igual, el respeto irrestricto a la intregridad de cuerpo humano y a lo que con el se produce.

Toda mente puede ser convertida puesto que ninguna mente se mantiene estática, toda mente esta constantemente pensando (tal como lo afirma Von Mises en su gran libro «La Acción Humana»), analizando, correcta o incorrectamente respecto a la realidad, pero siempre piensa, entonces, la cuestion está en como convertirla y es ahi donde radica la complejidad de toda conversión, pero no por la conversion en si, si no en comprender cual es la subjetividad que mueve a la mente que se intenta convertir, ya que es a su subjetividad a la que hay que dirigir hacia la realidad para asi poder lograr el objetivo que se busca.

De nada sirve hablarle a alguien desde mi subjetividad, ya que solo para mi las cosas significan lo que significan desde el punto de vista de satisfacción o insatisfacción, solo para mi tal o cual color me puede dar alegria o felicidad, al igual que lo hace un sabor o un olor, una relación personal o la falta de esta, pero son mis subjetividades y son las que me motivan dia a dia, y es igual para todas las mentes, es por ello que al intentar hacer una conversión es necesario apelar a las subjetividades de la persona para poder llevar a cabo la conversación con exito.

Por supuesto, a pesar del axioma de que toda mente puede ser convertida, el esfuerzo no sera igual para todas las mentes y es por ello que solo se debe dirigir el esfuerzo hacia las mentes q creen en algun grado de propiedad privada del cuerpo y de lo que con el producimos; quienes nieguen todo tipo de propiedad privada tanto del cuerpo como de lo que con el se produce simplemente requeriran un nivel de dedicación y esfuerzo que excederan los posibles beneficios de alguna futura conversión, ademas quienes de esa manera piensan es muy posible que su sustento para vivir se base en cometer agresión contra la propiedad privada, por lo cual una conversión es sumamente compleja ya que primero tendrían que obtener otro modo de sustento antes de intentarse alguna conversión; lo mejor para esos individuos es que los tribunales eventualmente se encarguen de ellos.

Es Libertad, no estatismo-socialismo-comunismos

Print Friendly, PDF & Email